Compartir

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Los 10 hábitos más asquerosos que TODOS tenemos

Flatulencias, escupir en público o morderse las uñas son parte de los comportamientos más desagradables que las personas realizan con mayor frecuencia. Los malos hábitos son vicios que dejan una mala impresión de nosotros con las demás personas con las que convivimos.


Son comportamientos que se convierten en parte de nuestra vida, pero que nunca dejan de ser desagradables para los demás, pues rascarse los genitales, hurgarse la nariz e incluso compartir el cepillo de dientes no es nada encantador, ni sano.

A continuación un listado con los 10 hábitos más asquerosos que las personas tienen, no todos, pero por lo menos uno sí.

1. Rascarse la entrepierna. Esta acción normalmente la realizan los hombres, que sin mayor pudor, al sentir comezón o simplemente por instinto, se rascan los genitales. Sumamente desagradable que lo hagan con público presente.

2. No lavarse las manos después de ir al baño. En la mayoría de las ocasiones no nos damos cuenta de quién sí o no se lava las manos, pero si acompañamos a determinada persona al baño y nos percatamos de que no se asea, jamás la volveremos a ver igual. Por salud es importante lavarse las manos.

3. Las demostraciones públicas de afecto. Una cosa es que vayan a garrados de la mano y que se beses de “piquito” a que en pleno metro, parada de autobús, restaurante, oficina, etc., se besen como si se quisieran comer uno a otro o que de plano se manoseen. ¡Hay límites!
 
4. Escupir en público. Es asqueroso que mientras vas caminando escuches y veas cómo la persona a tu lado se prepara para escupir. Sin duda muy, muy desagradable.

5. Morderse las uñas. No es un problema únicamente estético, también afecta a la salud de la persona que tiene este pésimo hábito. La onicofagia, nombre científico, es uno de los trastornos nerviosos más frecuentes entre niños y mayores.

6. Hurgarse la nariz. Al parecer este hábito es más un instinto, pues en muchas de las ocasiones, las personas ya ni se percatan que tiene los dedos metidos en su nariz hasta que otra persona los ve feo o los reprende.

7. Fumar. A pesar de que para muchas personas es un placer, para los que no tiene este hábito es muy molesto aguantar el olor, el humo y hasta al individuo que no puede estar sin prender un cigarrillo por una hora o menos tiempo.

8. Estornudar sin taparse la boca. A muchas personas nos ha pasado que mientras vamos en el transporte público o en la oficina, alguien estornuda con gran fuerza pero sin taparse la boca. Algo sumamente asqueroso, pues sus bacterias se esparcen por todo el espacio; y peor si te estornudan en la nuca… ¡Qué asco!

9. Flatulencias y eructos. Todos tenemos la necesidad de liberar ciertos gases que nuestro cuerpo genera, pero hacerlo en público es nefasto. Qué culpa tienen los demás para aguantar los malos olores y sonidos desagradables.

10. Usar el cepillo dental de alguien más. No muchos creerán esto, pero sí, hay personas que no les importa compartir o tomar el cepillo de dientes de otras personas, cuando en realidad es un artículo de higiene personal de uso único y exclusivo para una sola persona, debido a que más de 600 especies diferentes de bacterias se desarrollan continuamente en nuestra boca, además de hongos y virus que pueden provocar diversas enfermedades.

¿Qué otro hábito agregarías?

Fuente: de10.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario