Compartir

lunes, 28 de agosto de 2017

La ciencia comprueba los peligros de la abstinencia sexual

Abstinencia sexualUna investigación revela por qué reprimir los deseos sexuales no es efectivo además afirma que la abstinencia sexual no es efectiva para prevenir embarazos o ETS.

En algunos países en desarrollo, la abstinencia sexual se ha empleado como una estrategia contra el VIH y las ETS, sin embargo, la ciencia comprobó que este método no es efectivo.

Además de los motivos religiosos, en Estados Unidos y algunos países africanos donde las enfermedades de transmisión sexual o ETS son comunes, existen programas financiados con fondos públicos para promover la abstinencia sexual.

Pero un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Columbia, demostró que este tipo de programas tiene serias repercusiones en la salud de los jóvenes. “Son científicamente y éticamente problemáticos y, como tales, han sido rechazados ampliamente por los profesionales de la medicina y la salud pública”, explican los autores de la investigación.

¿Por qué no es efectivo postergar la virginidad? 

Los expertos afirman que este tipo de programas buscan retrasar todo lo posible el inicio de las relaciones sexuales, un objetivo que va en contra de las tendencias demográficas.

Las generaciones actuales retrasan cada vez más la edad del matrimonio, lo que ha llevado a un incremento en el sexo pre-marital.

John Santelli, investigador de la Universidad de Columbia, afirma que “el peso de la evidencia científica muestra que estos programas no ayudan a los jóvenes a retrasar el inicio de las relaciones sexuales”.

La razón es que, según el experto, la abstinencia es en teoría efectiva, pero en la práctica las intenciones de abstenerse de la actividad sexual fallan y estos programas no preparan a los jóvenes para evitar embarazos no deseados o ETS. 

Otra de las desventajas es que no se asegura que los niños y adolescentes tengan un acceso adecuado a servicios de salud reproductiva y sexual confidenciales, incluyendo información acerca del VIH, pruebas y medidas de prevención como los condones.

“Los programas que promueven la abstinencia son inherentemente coercitivos, esconden información necesaria para tomar decisiones informadas y promueven opiniones cuestionables, inexactas y estigmatizantes”, concluye el experto.

Fuente: sumedico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario