Compartir

martes, 22 de agosto de 2017

Cómo saber si eres sexualmente incompatible con tu pareja

El amor es una parte importante de las relaciones, pero hay muchos factores que definen el buen camino que puede tener una pareja. Entre tantas, el sexo es importante porque si no eres compatible con tu chico o chica, muy probablemente, la relación no llegará muy lejos.
Hay que recordar el dicho que dice “Amor con hambre no dura”, porque es aplicable a muchas situaciones que se presentan entre las parejas. Sabemos que el amor, el respeto, los detalles… son cosas importantes, pero el sexo –por más superficial que suene- también lo es. Así que hay que tomarlo en cuenta y preocuparse por el por qué no te sientes satisfecha sexualmente con tu pareja.

A partir del declive de la vida sexual, aparecen otros problemas que deterioran la convivencia y que finalmente, terminarán definiendo el final de la relación. Es necesario encontrar un equilibrio y preguntarse muchas cosas, para que entre ambos, puedan resolver sus asuntos. El sitio Goodmenproject.com, dirigido por Harris O’Malley, un bloguero del sexo, expresa que existen tres formas de saber si somos o no, compatibles con nuestras parejas:

Las ideas en cuanto a relaciones: ¿qué pasaría si tu chico piensa que es bueno tener una relación abierta y tú no estás de acuerdo? Este tipo de preguntas son importantes y hay que dejarlas claras en los comienzos de la relación, porque cuando ya hayan avanzado, alguno puede pensar de otra forma en cuanto a la monogamia y las infidelidades. Es necesario que ambos piensen de una forma similar y delimiten el campo de las relaciones abiertas.

La libido: cuando él quiere tener sexo todos los días y tú de vez en cuando, las cosas pueden ser bastante complicadas, porque a partir de allí, el sexo podría convertirse en una obligación, en algo forzado o al contrario, pueden empezar los rechazos contundentes. En este punto, es importante que se comuniquen y expresen lo que sienten para llegar a un punto medio en que ambos puedan quedar satisfechos.

El tipo de sexo: a él le gusta el sexo rudo y a ella que sea más suave; él quiere utilizar juguetes y a ella no le gustan, él no quiere probar con otras posiciones y ella desea probar cosas nuevas… lo anterior son situaciones comunes que pueden presentarse con cualquier pareja que tiene fantasías, deseos o ganas de experimentar. Nuevamente, la comunicación juega un papel fundamental para que puedan llegar al equilibrio deseado y poder tener una vida en pareja con actividad sexual estable.

Fuente: mundiario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario