Compartir

miércoles, 26 de agosto de 2015

Un indio se escapa de una cárcel que no le gustaba y se entrega en otra

Pankaj Pahade, un preso indio de 22 años, se ha convertido en todo un personaje. Incómodo por su situación en una de las cárceles del país, decidió fugarse... ¡y entregarse en otra que sí que cumplía con sus expectativas de residencia!


Un preso de 22 años residente en India ha protagonizado una de las anécdotas más curiosas en lo que llevamos de verano. Pankaj Pahade, que cumplía condena en una de las cárceles del país, decidió fugarse de la prisión "porque no le gustaba" y decidió entregarse al día siguiente en otra más situada más cerca de su familia, concretamente en su ciudad natal, Chhindwara.

Pankaj Pahade, protagonista de esta historia, fue detenido y condenado por el asesinato de su tía a cadena perpetua. En un primer momento, la justicia determinó que cumpliera la pena en la cárcel de su ciudad pero el pasado mes  le trasladaron. ¿Por qué lo hizo? "Es una situación difícil para él y quería que le hicieran visitas más habitualmente", explica uno de los responsables de la prisión a los medios locales.

Tras ser encarcelado momentáneamente en la cárcel de Chhindwara, Pahade volvió a ser trasladado a Narsinghpur, donde decidirán la prisión en la que deberá de permanecer para siempre.

La justicia hindú está analizando su caso de forma detenida, según apunta la fuente de prisiones, aunque parece que esta historia acabará con un final no muy bueno para Pankaj Pahade. ¿Por qué? Al joven reo podrían enviarle a una cárcel aún más lejana, ya que la de su ciudad alberga muy pocos presos y no admiten condenados por cadena perpetua.

Fuente: Que.es


No hay comentarios:

Publicar un comentario