Compartir

martes, 11 de agosto de 2015

'No crecí viendo cómics': Jamie Bell

Sin saber acerca de 'Los cuatro fantásticos', el actor británico aceptó ser uno de ellos: La Mole.


Hace quince años que el actor británico Jamie Bell debutó en el cine con un personaje en el que afloró toda su sensibilidad: el hijo de un minero que soñaba con ser bailarín de ballet (Billy Elliot).
La tremenda interpretación que consiguió, le mereció, entre otros reconocimientos, el Bafta de la Academia británica de cine.

Después de una carrera en la televisión y la gran pantalla, que recoge unos treinta títulos, Bell se enfrenta a un rol diferente a todos los que ha hecho: la Mole, uno de 'Los cuatro fantásticos', película que ya se puede ver en los teatros del país y que ha recibido malas críticas.

El filme es una versión que intenta refrescar el cómic de Marvel en el que un grupo de jóvenes adquiere superpoderes, después de que viajan a un universo alterno, y que debe aunar fuerzas para combatir a un antiguo compañero, ahora, su enemigo.

El relato es bastante parecido al filme del 2005 (que tuvo una continuación en el 2007), pero todo el elenco fue renovado: además de Bell, figuran Miles Teller (Whiplash), Michael B. Jordan y Kate Mara.
Bell, que actualmente aparece en la serie histórica de espías Turn, conversó con EL TIEMPO acerca de los retos de convertirse en La Mole (Ben Grimm) en esta renovada 'Los cuatro fantásticos'.

¿Cómo llegó al personaje?
Conocí a Josh Trank (el director) un año antes de rodar la película. Me hizo muchas preguntas, sobre todo por mi trabajo en Tin Tin (filme en el que presta su voz al personaje principal), pero yo no entendía por qué le interesaba.

Meses después, me llamó para ofrecerme el papel de Ben Grimm, de Los cuatro fantásticos; tuve que mirar con calma quién era porque, francamente, no estaba muy familiarizado con cómics. Pensé que estaba bromeando. De hecho, no soy muy alto, y en la historia Ben es de gran estatura, fornido, juega fútbol americano y, pues, nada que ver conmigo.

¿Y entonces por qué aceptó?
Me di cuenta del ángulo que iba a darle a la historia, así que aprecio que me haya tenido en cuenta.

Para su papel, usaron la técnica de captura de movimiento…
Sí, es una gran herramienta para uno como actor, para poder interpretar naturalmente este tipo de personajes que de otra forma sería casi imposible. Mira lo que ha logrado Andy Serkis como Gollum, en El señor de los anillos, y luego con el chimpancé César en El planeta de los simios. Es simplemente fabuloso.

¿Cuál es el mensaje de fondo de ‘Los cuatro fantásticos’?
Hay algo que podemos aprender de esta película: cómo podemos lidiar con la adversidad, cómo sobrepasar obstáculos o enfrentar tiempos difíciles en nuestras vidas y darnos cuenta de que somos más fuertes de lo que pensamos cuando trabajamos en equipo. O que el concepto de familia no es siempre el de los lazos de sangre, sino que familia es con quienes elegimos estar y brindarles afecto.

Y en cuanto a estos personajes, se trata de actualizarlos un poco a lo que es el siglo XXI y a las sensibilidades sociales de estas épocas: ser progresivo, siempre moverse hacia delante. Pienso que eso es importante.

Entonces, ¿no conocía la versión animada original ni las pasadas versiones de cine de la historia?
No tuve tiempo de ver nada de Los cuatro fantásticos antes, porque no crecí viendo cómics. Pero, ahora, he aprendido mucho al respecto; por ejemplo, una de las razones por las cuales existen es porque la gente ha sufrido tanto en la realidad, que ha decidido crear a estos superhéroes de la ficción para que luchen contra los males del mundo.

Los cuatro fantásticos forman parte de ese concepto y se mantienen vigentes como tantos otros personajes porque son relevantes para la gente y han dejado una impresión muy grande en el imaginario colectivo durante varias generaciones. Por eso, interpretar a uno de ellos es una responsabilidad grande.
Malas críticas para el filme

“‘Los cuatro fantásticos’ se siente como el tráiler de cien minutos de una película que nunca existió”. El comentario de ‘The Hollywood Reporter’ resume el espíritu de las pésimas críticas que ha recibido la película. Como respuesta, el director Josh Trank escribió en su cuenta de Twitter: “Hace un año tenía una versión fantástica de esto (...) Probablemente nunca podrán verla”. Sin embargo, eliminó el mensaje a los pocos minutos.

Fuente: Eltiempo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario