Compartir

lunes, 31 de agosto de 2015

Los problemas de la alcaldesa que "gobernaba" por WhatsApp

A Lidiane Leite, la joven alcaldesa del municipio brasileño de Bom Jardim, la están acusando de gobernar la ciudad a la distancia vía WhatsApp. Y ese no es su único problema.

Leite, de 25 años, se dio a la fuga después de que también fuera acusada de desviar fondos del sistema escolar del municipio, ubicado en el noreste del país.

De acuerdo con los fiscales del caso, la joven llevaba una vida lujosa en la capital de Maranhao, uno de los estados más pobres de Brasil.

Y los funcionarios aseguran que el único contacto que tenía con la ciudad bajo su gobierno era a través de mensajes diarios en WhatsApp que dirigía a los miembros de su gabinete.
El desempeño de la alcaldesa está siendo investigada
por las autoridades federales.

 Una orden de arresto fue emitida el jueves contra Leite y su novio, Beto Rocha, quien era su principal consejero.

El sábado el vicealcalde de la ciudad tuvo que tomar posesión del cargo y prometió que llevará a cabo una investigación completa.

De acuerdo con el abogado de Leite, Carlos Barros, la alcaldesa no estaba al tanto de ninguna irregularidad.

"Joven e inexperta"

Al novio de Leite, Beto Rocha, se le había prohibido lanzar su candidatura para la alcaldía en 2012, por supuestos actos de corrupción.

Leite, con 22 años, se presentó en el proceso electoral y, tras ser elegida, nombró a su novio como su principal consejero y se fue a vivir a 275 kilómetros del municipio que tenía que gobernar.
De acuerdo con la publicación Folha de S. Paulo, la alcaldesa era popular por publicar fotos en las redes sociales de sus lujos.

"Era demasiado joven e inexperta cuando asumió el cargo", dijo su abogado. "Carecía de confianza y le delegaba muchas funciones al señor Rocha".

Medios de comunicación brasileños informaron que la pareja terminó su relación a inicios de este año y que Rocha renunció poco después.
La cárcel de Sao Luis -la capital de Maranhao, donde
vivía la alcaldesa- es una de las más grandes de Brasil.

Después de que la funcionaria fue mencionada en una investigación federal por el mal uso de los fondos estatales destinados a la educación del municipio Bom Jardim, se reportó que Leite se dio a la fuga.
La operación emprendida por las autoridades se denomina Edén y develó evidencia de que unos US$4 millones de fondos para las escuelas del municipio estaban extraviados.

De hecho, el precario sistema escolar de la ciudad ha colapsado. A los maestros no se les han pagado.
Un juez estatal indicó que emitirá una orden de arresto internacional si para el martes la funcionaria no se presenta por su cuenta.

 Fuente: BBC.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario