sábado, 29 de agosto de 2015

Lencería gana protagonismo en elecciones en Guatemala

La venta de bikinis y brasieres con logotipos de los partidos políticos que competirán para la presidencia en las elecciones generales en Guatemala del próximo 6 de septiembre están ganando protagonismo para mejorar la imagen de los candidatos.

La venta de souvenirs, ropa y lencería de las distintas agrupaciones políticas se convirtió en esta temporada en un negocio redondo para el comerciante Macadeo Aguirre, más conocido como Maco, que desde hace seis elecciones se dedicó a comercializar este tipo de objetos.

Desde bikinis hasta llaveros con las fotos de los candidatos a un cargo público son elaborados y vendidos en este peculiar comercio, ubicado en el centro histórico de la capital.

"Yo no tengo bandera política, pero encontramos una forma de aprovechar esto para hacer negocios", dice con con una sonrisa este entusiasta comerciante de 55 años, quien llegó a la capital en 1978 procedente de su natal Agua Blanca, Jutiapa, unos 165 km al este de la capital guatemalteca.

Aunque en el negocio tiene un sin fin de artículos de los distintos partidos políticos, Aguirre reconoce que las prendas íntimas son las más apetecidas y adquiridas por los simpatizantes y aspirantes a cargos públicos.
"Se vende de todo, pero la lencería es la más codiciada, porque dicen que el partido también lo llevan en el corazón", comenta Aguirre, quien es socio con otro comerciante.

Aclara con orgullo que la venta de artículos no es sólo para la época electoral sino que "los vendemos los 365 días del año, pero para las elecciones es cuando estamos en temperada alta", tras precisa que inició en el negocio el proceso electoral de 1995.

Los guatemaltecos acudirán a las urnas este 6 de setiembre en medio de una crisis política sin precedentes, luego de que el presidente Otto Pérez fuera señalado por la Fiscalía y una Comisión de la ONU contra la impunidad como cabecilla de una banda de defraudación aduanera.

El escándalo tiene en prisión preventiva a su mano derecha, la exvicepresidenta Roxana Baldetti, mientras que Pérez enfrenta un proceso en el Congreso para despojarlo de la inmunidad y poder procesarlo por su supuesta participación en esa estructura ilegal.

La crisis política inició el pasado 16 de abril cuando se reveló la estafa fiscal y fueron detenidos una decena de sus integrantes, entre funcionarios y civiles.

Pese al clamor popular para que renuncie, el mandatario afirma que continuará en el cargo hasta el 14 de enero de 2016 cuando constitucionalmente termine su periodo de cuatro años.

Más de 7,5 millones de guatemaltecos están llamados a votar en los comicios generales para elegir presidente, vicepresidente, 158 diputados, 338 alcaldes y 20 diputados al Parlamento Centroamericano.

Fuente: Yahoo Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario