jueves, 20 de agosto de 2015

Genial, respuesta de una joven británica al conductor que la llamó "gorda"

Entre otras frases para el recuerdo, Lindsey Swift escribió: "Mi cuerpo gordo ha hecho cosas que tú ni soñarías"


 Con una talla 48 y con problemas para hacer deporte, la británica Lindsey Swift tiene sobrepeso y es consciente de ello. Pero, decidió ponerle remedio y comenzó a correr. Como aclara al diario Telegraph, no era una cuestión de estética sino de salud.

 Swift decidió empezar a correr en parques aislados hasta alcanzar un peso con el que se sintiera cómoda para empezar a practicar el running en público. Sin embargo, apenas una hora después de dar este salto, un conductor anónimo se burló de ella cantando la canción de Mika 'Big Girl (You Are Beautiful)', Chica grande, eres hermosa.

Pensando en aquellas personas que hubieran sufrido burlas similares, varias de sus amigas ya lo habían padecido, Swift decidió escribir al bromista en Facebook. Su sorpresa fue cuando su carta se convirtió en viral y recibió respuestas de todo el mundo en apoyo o compartiendo situaciones parecidas.

Esta es la respuesta de Swift

Carta abierta al idiota que pensó que estaba bien meterse conmigo con bromas sobre gordos durante mi carrera de ayer. Tu comentario dejó claro tu increíble ingenio y fue un logro de comedia de la observación.

Es verdad que soy una chica grande y es verdad que soy hermosa. Gracias por darte cuenta.

No estoy segura de a quien le contabas que estoy gorda, obviamente tienes ojos y las únicas otras personas presentes éramos mi novio y yo. A pesar de tu preocupación, te aseguro que tengo un espejo y que mi novio ya ha visto mi gordo cuerpo. No se lo digas a nadie pero creo que incluso puede gustarle.
Normalmente, no me preocupo sobre estas cosas, idiotas son idiotas. Sin embargo, puedo ver por qué comentarios como este pueden hacer que personas menos seguras dejen de correr; y eso es vergonzoso. Todo el mundo empieza en algún lugar.

Déjame dejarte una cosa clara, no estoy avergonzada de mi cuerpo. Nunca me ha impedido hacer nada que quisiera hacer. Mi cuerpo gordo ha hecho cosas que tú, tirado en tu furgoneta, sólo podrías soñar. Mi cuerpo gordo ha nadado en los cristalinos mares en Tailandia que probablemente tú sólo has visto en televisión.

Ha vivido en países que tú no podrías soñar y compartido culturas que tú eres demasiado cerrado para apreciar. Mis piernas gordas me han permitido escalar montañas en más de una ocasión. Mi gordo cerebro habla idiomas que probablemente no veas la razón para aprender, que es por lo que tu pasas el tiempo tirado en tu furgoneta porque no tienes nada mejor que hacer.

Hace poco decidí ponerme en forma porque pensé que sería divertido y bueno para mi salud. No es que tenga que justificar mi cuerpo ante ti, pero tengo la meta de correr 10 kilómetros y lo conseguiré. 

Soy bastante más ligera que antes y puedo hacer un montón de cosas que antes no podía. Me asombra que alguien intente impedir ese tipo de esfuerzo. Perdona si estoy equivocada sobre ti, pero solo tengo tus acciones para juzgarte. Si mi culo gordo corriendo (bastante despacio, he de admitir, estaba reventada) te ofendió y arruinó tu viaje, intenta conducir con los ojos cerrados... directo a una farola.

Pero hablando en serio, ahora que escribo esto, siento lástima por ti. Tu comportamiento no es normal y tus modales están muy por debajo de la media. Los más importante, no obstante, es que te perdono. Sólo espero que cualquiera con una meta, sea gordo o delgado, no se desanime por este tipo de cosas. Yo no lo he hecho.

Piensa antes de abrir la boca.
Besos
Fuente: Ideal.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario