viernes, 31 de julio de 2015

Cuando solo vemos lo que queremos ver

Más de tres millones y medio de personas en poco más de siete días han pinchado sobre una imagen viral atraídas por lo que creían eran unos atributos masculinos en un cuerpo de mujer. La verdad era otra más humana y tierna pero para darse cuenta había que verla al completo en el perfil social de su autor.




La primera pista de cómo surgió el error que siete días después ha convertido a una imagen inocente en fuente de lúbricos pensamientos puede venir por las etiquetas que les puso el autor de las mismas. Quizás "pene" o "esto es un pene" no eran las más adecuadas o precisamente quisó inducir a ello. Y por eso tantísimos internautas picaron y compartieron esa forma de mirar lo que no era.

Porque lo que ese padre retrató era a su bebé recostado sobre el vientre de su madre y tapado con una manta solo que los piececitos asomaban por el borde inferior del cobertor y claro, eso es lo que todo el mundo quiso ver como algo diferente, tal y como informa Express
 

Visto de otra forma, los pies del bebé sin más contexto parecían un pene y unos testículos extrañamente adosados a un cuerpo de formas femeninas. Todo perfecto para que la imagen se haya convertido en viral y haya corrido como la pólvora en las redes sociales. Juzguen ustedes mismos.

Fuente: Telecinco.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario